Cerdedo: 986 753 006 - Cotobade: 986 760 001

Patrimonio Religioso

IGLESIAS Y CapillaS

Oculta entre viviendas, en el lugar de Cabenca, se encuentra la capilla de la Concepción o de San Salvador que data del s. XVI. Posee campana de plata. Según la leyenda popular, que perdura entre robles centenarios, Rosalía de Castro fue concebida en alguna de sus casas.

La Capilla de la Virgen de la O, en el lugar de Laxoso, se alzó en una colina a la entrada del núcleo e  alejada de las viviendas. El contorno es verde, protegida por un robledal y cruceros.

Data del s. XVIII, se integró en una zona elevada junto al crucero, en el núcleo del lugar de Meilide.

Situada en Fentáns, tiene puerta de arco adintelado, recercado de molduras acoradas, flanqueada por pilastras y coronada con frontón semicircular. Espadaña central de doble vano, de cemento.
Interior: nave con falsa bóveda de cañón, y arco triunfal de medio punto sobre pilastras.

La Capilla de Nuestra Señora del Pego  y el crucero, en el lugar de Insua, es muestra del destacado patrimonio arqueológico y paisajístico gracias a la abundancia de robles y castaños.

Crucero y capilla de Nuestra Señora de los Remedios que data del s. XVIII. La hermosa panorámica de la parroquia de San Tomé de Quireza y las sierras de alrededor es lo notorio del lugar.

La Capilla de San Bieito o de la Purísima Concepción, del  s. XVIII, un hórreo y el crucero, se alzan en una zona cuidada acotada por un muro con cruces de piedra; en el lugar de Vilarchán.

En esta capilla se celebra la fiesta de San Brais, el 3 de febrero.

La Capilla de San Cibrao, en un alto dominando el núcleo del lugar de Vilalén, junto a la cruz y dos hórreos, forma un conjunto de interés paisajístico. Una peculiar secuencia de canastros  acompaña el camino de acceso.

La  Capilla de San Lourenzo se encuentra en la cima de una colina y espera impasible desde el s. XVIII. De estilo barroco, al lado de la ermita se alza el palomar y los restos de un viacrucis.

Data del s. XVIII. Situada en el lugar de Arén, espera por sus devotos en un alto. El arcángel San Miguel, sobre pedestal en el muro lateral, da la bienvenida. Frondosa vegetación de ribera y antiguos molinos de piedra, acompañan al río Castro a su paso por el lugar de Arén, bajo el Puente de Arén y el lugar de Barro.

Planta basilical. En el exterior, puerta adintelada enmarcada por pilastras cajeadas y arco de medio punto con tímpano. Encima, dos ventanas de medio punto y óculo central.
Los laterales transparentan perfectamente la planta basilical, alrededor, ocho contrafuertes con ventanas de medio punto en cada tramo.

En el lugar de Piñeiro, entre estrechas calles, se encuentra la Capilla de San Xoán del s. XVIII. Ya en las afueras, el puente sobre el río Quireza integra una zona de protección junto a prados y árboles de ribera.

El conjunto de la Capilla de San Xosé (del  s. XVIII – XIX)y el cruceiro, se alzaron en el núcleo antiguo de Fondós. De estilo barroco, conserva en su interior la imagen de San Ramón.

Capilla de planta rectangular de una nave. Pequeño óculo central, espadaña de un vano y pináculos en las esquinas. En los muros laterales, hay vanos rectangulares y en las cabeceras, pináculos y cruz antefija.

El encanto del robledal de San Xusto, situado en San Xurxo de Sacos, en el municipio de Cotobade, se manifiesta no sólo por sus robles centenarios y la idílica capilla que se alza en este espacio, sino también por la fama de su romería y la importancia de esta carballeira en la cultura popular.

El robledal de San Xusto es un lugar tradicional de encuentro y referencia de leyendas, viejos cuentos o canciones. Su riqueza natural se manifiesta a través de su abundante vegetación, donde sobresalen los bosques de ribera junto a los caducifolios. Robles centenarios, y magníficos sotos de castaños conviven con importantes zonas de vegetación densa formadas por helechos, enredaderas o mohos. De una amplia extensión en el pasado, hoy está muy menguada.

El entorno está presidido por un crucero y una capilla, en la que los días 5 y 6 de agosto se celebra la romería de San Xusto y Pastor. Antiguamente se celebraba en el robledal la danza de las espadas, y los jóvenes de la zona iban a la caza de cabras salvajes descolgándose sobre los cantiles del valle. La vecindad y la gente llegada en peregrinación participaba en la procesión del santo por los lugares de la parroquia, en la que además de las imágenes de diferentes santos, iba el estandarte de la Sociedad de Agricultores de San Xurxo de Sacos, fundada en 1903. Algunos de los peregrinos iban ofrecidos, llevando cajas de muertos y ofrendas para pujar por ellas.

La pequeña capilla conserva el presbiterio cubierto, del siglo XV o XVI, con bóveda de nervaturas. La nave es del siglo XVIII. Llaman la atención las las inscripciones de la capilla.

Más información: http://www.terrasdepontevedra.org/es/visitar-cotobade/557-carballeira-y-ermita-de-san-xusto.html

En el lugar de Loureiro, se encuentra la capilla de Santa Lucía y su crucero, se alzan en un espacio aislado lleno de vegetación. Punto concéntrico de los cinco lugares que constituyen la feligresía. La imagen de la Piedad, sobre la puerta de madera, preside la entrada al templo.

Situada en el barrio de Famelga. En el exterior, la puerta de arco adintelado, con dos ventanucos a los lados del derrame exterior, y con pináculos en las esquinas. Conserva la marca en la fachada de un antiguo atrio, hoy desaparecido, coronado con espadaña de un solo vano,y con pilastras angulares que marcan su volumen.

S. XIX, en el lugar de Bugarín. Protegida por el antiguo núcleo y por un robledal, se alza en un alto presidido por el crucero.

Planta basilical. Nave de un tramo con techo de madera a dos aguas.
Exterior, puerta adintelada, sobre ella óculo ciego, troneras en la parte baja.
Flanqueada con pilastras.

Planta rectangular en un tramo, sin diferenciación entre capilla y nave. Cubierta de madera plana.
Exterior: puerta con arco de medio punto de grandes dovelas, remate con vértice en cruz. Laterales lisos, cubierta a dos aguas.

Con capilla del s. XVI, crucero y puente del s. XIII. La capilla es de sobria fachada y pequeño campanario con advocación a San Antón Abade. El puente se alza sobre el río Castro y servía a antiguos caminos hasta Santiago de Compostela.

En la sacristía, inscripciones: 1823 y 1689.
Se celebra la fiesta los días 5 y 6 de junio, dedicada a los santos Xusto y Pastor.

La Iglesia de Santa María de Augasantas posee una elegante cúpula de estilo tardío y una interesante imagen plateresca de la Virgen de los Dolores. Se encuentra en medio de un núcleo de casas de piedra antiguas y desde ese entorno se ofrece una amplia vista sobre el valle

Aunque fue iniciada en el s. XVI, el grueso de la construcción pertenece al S. XVIII, tal como se indica en la portada, que tiene un arco de medio punto, remarcado de molduras, y leyenda decorada con fecha de 1733. Es destacable su Cimborrio, con pilastras en los ángulos, que terminan en gárgolas con rostro humano, y sobre ellas, el pináculo, y la cúpula sostenida por cuatro volutas.

Su origen se vincula con una leyenda. Cuenta la tradición, que en la Edad Media un domingo una ciega  iba a misa acompañada de un familiar, y al pasar al lado de una fuente, al pie de la casa, se lavó. Al pasar el agua por los ojos recuperó la vista, y tras el milagro, impulsada por un presentimiento, encontró una imagen de la Virgen entre la maleza. Después de que se corriese la voz del milagro, los frailes del vecino convento de Tenorio promovieron la construcción de este templo, y se comprometieron a ir a dar la misa.

Más información: http://www.terrasdepontevedra.org/es/visitar-cotobade/558-iglesia-de-santa-maria-de-augasantas.html

Planta basilical. Nave en cuatro tramos, cubierta con bóveda de medio cañón, arcos fajones sobre pilastras. Sacristía a la izquierda del altar con bóveda de crucería, una clave, nervios sobre pequeños pilares.

Iglesia del siglo XVI. Planta de cruz latina, capilla cuadrada con bóveda estrellada de cinco claves decoradas, nervios sobre ménsulas con forma de cabezas, arco triunfal apuntado, cajeado sobre pilastras cajeadas.
En la fachada, puerta con arco de medio punto, recercada de molduras acoradas, curvas y rectas, enmarcada por pilastras y pináculos. Sobre ella, hornacina con imagen, frontón curvo,y decoración de placas recortadas.

Santo André de Valongo es una iglesia del estilo barroco que data de 1720. La torre y el campanario, fueron reformados a mediados del s. XIX. En el año 1854 se incorporó un reloj en el cimborrio. La fachada posúe una fornela sobre la portada principal con la figura de San Pedro crucificado.

Planta basilical. Capilla con bóveda de nervios sobre ménsulas, de una sola clave decorada. Nave con tres tramos, abovedada con bóveda de cañón, y arcos fajones de medio punto sobre pilastras.

Cuenta con puerta recercada de molduras acodadas, y hornacina con imagen, arco de medio punto, y flanqueada por volutas.
Pilastras que enmarcan la fachaday terminanen pináculos. En el vértice, una espadaña de doble vanoy volutas laterales.

Con planta de cruz latina con una nave y dos capillas laterales, que marcan la cruz. En el exterior, la fachada está enmarcada por pilastras que terminan en pináculos, puerta acorada, sobre ella hornacina con volutas a los lados, óculo y espadaña central de doble vano.

Del siglo XVIII, de la que se conserva la cabecera románica del siglo XII.
En la fachada, puerta adintelada recercada de molduras acodadas, frontón semicircular partido con volutas, pináculos adosados, y ventana cuadrada cercada de molduras planas. Decoración de placas y campanario central; en las esquinas, pináculos rematando pilastras.

San Miguel de Carballedo es una iglesia tardobarroca de planta de cruz latina  con cubierta a cuatro aguas. Su fachada es muy elegante debido, sobre toda la torre central que se eleva por encima de una fachada, enmarcada por altos pináculos, que muestra una imagen de San Miguel de piedra y  un reloj.

La portada es sencilla, con un arco con dintel y moldura convexa.

El atrio, pavimentado con losetas de piedra, está cerrado por un muro de cantería, con pináculos en las zonas de acceso. Fuera del recinto encontramos un crucero muy trabajado.

Iglesia del siglo XVI, de planta rectangular. El claustro reglar exhibe dos cuerpos: el superior de estructura adintelada y el inferior de arcos de medio punto.

Planta de cruz latina. En la fachada, puerta con arco de medio punto recercada de molduras acoradas, curvas y rectas, enmarcada por pilastras y pináculos. Sobre ella, hornacina con imagen, frontón curvo y decoración de placas recortadas, campanario en dos cuerpos, rematan el centro de la fachada enmarcada por pilastras y pináculos.

Iglesia de finales del siglo XII de origen románico. En el exterior presenta un arco de medio punto con dos arquivoltas, ligeramente apuntadas y sin decorar. Destacan en esta iglesia los motivos fantásticos como los canzorros de las fachadas  que presentan a un acróbata, a un hombre con las manos en los genitales…, o las esculturas del muro piñón en las que un carnero y un lobo sostienen la cruz

Tiene una nave y un ábside rectangular. La nave presenta una falsa bóveda -moderna- rebajada sostenida por arcos, que la dividen en tres tramos soportadas por columnas embebidas de origen románico.  Las fachadas se enmarcan en los extremos con los muros de la fachada y de la cabecera a modo de contrafuertes y tienen saeteras en el centro.

Más información: http://www.terrasdepontevedra.org/es/visitar-cotobade/560-iglesia-de-santa-maria-de-sacos.html

La iglesia se construyó en el año 1892 con planta de cruz latina, y capilla abovedada. Tiene fachada con puerta de medio punto, en ella se encuentra el notable camarín del apóstol, destacando también del conjunto, la casa rectoral más antigua, pues en sus piedras figura una inscripción de 1819.

La  Iglesia Parroquial de San Martiño de Figueroa en el  lugar de San Martiño, reposa en un espacio verde junto al cementerio, el crucero, un hórreo con fuente, el palomar y la Rectoral del s. XVIII. En 1808 la iglesia románica se substituye por el templo actual. El  recinto del patio posee tres cruces talladas.

La Iglesia Parroquial de San Pedro de Parada, del s. XVIII, en el lugar de Mouteira, y el crucero; se encuentran en un entorno aislado salpicado de árboles y prados.

S. XVII – XIX. Un conjunto de imponente belleza gracias al  cementerio, al crucero de las Procesiones, la rectoral de ocho columnas de cantería sosteniendo la  balconada, y el viacrucis. En el templo de estilo barroco – neoclásico, es destacable el retablo del  altar mayor datado en el año 1679.

Es destacable el conjunto arquitectónico compuesto por cementerio, el crucero, la Iglesia Parroquial de San Xoán Bautista de Cerdedo del s. XVIII, la Plaza de Don Fernando García Leiro y la Rectoral del s. XVIII. De estilo neoclásico y fachada barroca, la Iglesia Parroquial guarda en su interior imágenes realistas del Divino Ecce Homo, de la Virxe das Dores y de San Xoán Bautista. Don Fernando García Leiro, obrero, sacerdote y maestro; hijo de la parroquia, y nombrado párroco, en el año 1921, de la Iglesia Parroquial de Cerdedo.

Del s. XVIII. En el exterior destaca la fachada y el campanario. Un hórreo y un crucero dan la bienvenida, mientras que el cementerio y la rectoral acompañan el templo.

Cementerio, crucero e Iglesia Parroquial de Santa María de Folgoso, del s. XVII, en el lugar de Covas. En un lugar alejado y cercado de prados, cuenta con campo para la feria y palco de la música. La iglesia se alzó sobre un primitivo templo románico. El crucero, con Cristo crucificado y corona de espinas en el anverso y la Virgen rogando con corona en el reverso. Es destacable en el  lugar, el buen estado de conservación de un molino en el núcleo.

En el lugar de Tomonde, con cementerio, crucero y viacrucis en el muro que cerca el patio; domina la zona desde lo alto de la ladera. El crucero con Cristo crucificado y la Virgen rogando, aislado y rodeado de robles. La iglesia románica del s. XII conserva unha sencilla inscripción fundacional, en alusión al año 1204 y al fundador Pedro Calvo. Testigo de una misión parroquial en el lomo del templo, en el Monte do Outeiro, un crucero sin imágenes domina el paisaje.

Conjunto del s. XVII – XIX, con peto de ánimas en honor da Virxe do Carme, y rectoral.

Planta de cruz latina. Nave de dos tramos con bóveda de nervios de una clave. Último tramo de la nave ocupado por un coro, el arco fajón correspondiente a este tramo es ligeramente apuntado. Sacristía al lado izquierdo del ábside con bóveda de cañón sobre impuesta transversal a la nave.
En el exterior, puerta de arco rebajado moldurado y baqueteado, sobre ella óculo elíptico y hornacina pequeña.

CASAS GRANDES Y CASAS RECTORALES

Consta de planta baja y piso. Portalón de entrada con puerta adintelada con doselete, y sobre él, cruz y pináculo con inscripción ilegible. Reloj de sol. Dentro, patio interior con patín, el cual lleva a escaleras con baranda. El patín va cubierto de piedra sostenida por una columna y arco rebajado de acceso en su interior.

Antiguo monasterio de frailes, situada en el iglesario.

De planta cuadrada con patio interior. Consta de planta baja y piso. Piso con ventanas rectangulares, algunas con doseletes, dos grandes balconadas, una en cada fachada. En la esquina opuesta, el cuadrado, que forma con la casa, una gran chimenea, y debajo de ella, la cornisa del tejado lleva gárgolas.

Del siglo XVIII, es de gran interés por el portalón de entrada con puerta adintelada y con molduras acoradas. En el interior, patio reformado que conserva una fuente con bajorrelieves muy decorativos.Lo más destacado da la casa es su torre cuadrada de dos cuerpos: en el primero, ventanas rectangulares con marco, y sobre él, balconada corrida. Encima, otro cuerpo que lleva catro gárgolas en el remate.

Con planta en L, con una gran chimenea rematada con gárgolas, su patio interior está cerrado por un gran portalón y rematado en seis pináculos y bolas. Lo más notorio de esta casa es la fachada con escaleras, el primer piso es una terraza con balaustrada de piedra y tejado sostenido por pequeños pilares.

Con planta en L, con una gran chimenea acabada con gárgolas, su patio interior está cerrado por un gran portalón y acabado en seis pináculos y bolas. Lo más notable de esta casa es la fachada con escaleras, el primer piso y una terraza con balaustrada de piedra y tejado sostenido por pequeños pilares.

Del siglo XVIII, tiene planta en V con planta baja y piso. Portalón de entrada con escudo sobre puerta adintelada, decorado con volutas; encima, pináculos, muro lateral almenado y gran chimenea decorada con seis pináculos y motivo de placas.

Con bajo y piso. En ambas plantas hai puertas de acceso adinteladas y ventanas rectangulares con marco. Anexos y palomar.

Planta en U con baixo, piso e claustro interior. Fachada barroca pegada á Iglesia con porta adintelada acodada sobre ela, balcón con portas do mesmo formato.

Dous portalóns no baixo e piso con fiestras e balcón. Claustro rectangular renacentista con dous pisos. Baixo con columnas e arcadas e vanos adintelados, ambos separados por unha línea de imposta.

PETOS DE ÁNIMAS

En honor de la Virgen del Rosario y de San Antón.

El Peto de Ánimas se encuentra junto a la capilla de Santa Lucía, y dentro de la robleda que acoge este interesante conjunto.
El Peto de Ánimas de Famelga se compone en la planta de dos partes.
En la hornacina, está alojado un panel realizado en madera, con relieves policromados; las figuras se distribuyen en dos niveles superpuestos: arriba, vemos en el centro sobre una nube, la imagen de Nuestra Señora con el Niño en el regazo, y ambos tocados con la corona real; acompañada por San Francisco y San Antonio, uno a cada lado; en la parte inferior, en medio de un mar de llamas, asoman los cuerpos de un obispo, dos mujeres, un varón y un clérigo.
Estamos ante una representación del Purgatorio, donde se muestra por una parte que nadie, sin diferencia de clases ni sexos, está libre de escapar; además, se recuerda cuáles son las advocaciones más idóneas para redimir o reducir las penas transitorias del Purgatorio.
El motivo de mayor importancia de esta obra, radica en sus numerosas inscripciones, en las cuales, tras un detenido análisis, se observan tres campos de texto gravado.

Un peto de ánimas en honor de San Cornelio da la bienvenida al  lugar.

El fantasmagórico lugar de Vichocuntín resiste en el tiempo. Obra de los canteros de la zona es el  Puente de Vichocuntín y el peto de ánimas.

En honor de la virgen de los Dolores.

O Quinteiro, A Xesteira y Xieiros forman el lugar de Tresaldeas. En la orilla del camino, en lo alto del  núcleo, se encuentra un peto de ánimas en honor de la Virgen del Carmen.